Con esto del confinamiento, los días libres se hacen largos y hay que buscarse entretrenimientos. Uno de los que he encontrado ha sido actualizar el blog. Después de un año sin tocarlo (dos, si atendemos a que el año pasado solo publiqué un post), este año ya van algunas veces en que actualizo: – Estoy llevando una bitácora de la cuarentena. No es que la actualice mucho, pero ahí voy. – El otro día publiqué una conversación-reflexión con Napoleón García…