Archivo de la categoría: Urbanismo

Los ciudadanos deciden la movilidad

Ya hemos hablado en varias ocasiones del programa participativo en materia de movilidad que dinamizamos desde urbanismoytransporte.com, ecomovilidad.net y enbicipormadrid.es. Tras el proceso de redacción del documento definitivo nos lanzamos a compartir con los diferentes partidos políticos que aspiraban a tener representación en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid y en la Asamblea de la Comunidad de Madrid.

Cuando la carrera electoral tocaba a su fin y ya se habían publicado los programas, nos lanzamos a evaluar los puntos que tenían que ver con el modelo territorial, el urbanismo, la  movilidad y el transporte y pudimos corroborar que unos nos hicieron más caso que otros a la hora de redactar sus propios programas.

Aunque el ejercicio fue muy interesante y marcará parte de la política municipal y autonómica de esta legislatura (el programa de Ahora Madrid para el ayuntamiento está muy en consonancia con el que les presentamos y el Partido Popular en la Comunidad de Madrid tuvo que pactar con Ciudadanos, que demostró un compromiso importante con la movilidad sostenible y prestó mucha atención a nuestros planteamientos), no queríamos quedarnos en el plano puramente político y sentíamos la necesidad de dar difusión a nuestra iniciativa en el ámbito técnico.

Así, nos lanzamos a escribir un artículo para la Revista de Obras Públicas en el cual dimos al proyecto un barniz metodológico y repasamos las ideas y procedimientos seguidos, así como los problemas y limitaciones a que nos enfrentamos. El objetivo era fundamentalmente mostrar a la ciudadanía, los técnicos, los responsables municipales y, en definitiva, todos los actores urbanos, que existen instrumentos que permiten formular mecanismos de participación que pueden ser muy simples pero que enriquecen la calidad de las propuestas políticas y de los proyectos.

Pues, sin más dilación, os dejamos con el texto (pulsa en la imagen para verlo):

Pulsa sobre la imagen para acceder al texto completo
Pulsa sobre la imagen para acceder al texto completo

Esperamos poder seguir hablando del tema por haber sembrado la semilla de la participación en materia de movilidad en la región de Madrid y que no nos quedemos con las ganas de realizar nuestro experimento a “escala 1:1”.

Recopilación de noticias de julio de 2015

Vamos con el último recopilatorio de noticias antes de cumplir mañana un año. Para el próximo año estoy dividido porque, por un lado, los artículos de recopilación son los que peor funcionan de cara al público, pero por otro lado, gracias a esta sección permanezco alerta de todo lo que acontece en mi ámbito laboral, lo refresco una vez al mes y además lo tengo almacenado en un lugar donde me resulta fácil consultarlo cuando me surge una situación en que lo necesito. Así que, no sé si continuaré o no con la sección. La respuesta la tendréis el primer jueves de septiembre.

Allá van las noticias:

1. Oviedo quiere ponerse las pilas en movilidad [enlace].

2. BiciMAD de mis amores [enlace].

3. How To Reduce the Carbon Emissions Impact of Travel [enlace]. No es una noticia como tal, pero merece la pena echarle un ojo a esta compilación de información.

4. Seis razones por las que las bicicletas benefician al comercio [enlace].

5. Francia: circulación a contrasentido en el nuevo código de circulación [enlace].

6. Why and How Cities Must Take Pedestrians More Seriously [enlace].

7. Las líneas del deseo nos ayudan a diseñar ciudades más humanas [enlace]. Lo mejor que he leído este mes sobre urbanismo y eso que no es un blog especializado.

8. Aviso a navegantes: el relato dominante de la Smart City hace aguas (y habrá que cambiarlo) [enlace].

9. ‘Bike Autobahns’ Could Be Coming to Munich [enlace]. Otra versión: Munich’s got its eye on a huge highway system for cyclists [enlace].

10. Abono joven a 20 euros, ¿medida positiva? [enlace].

11. Cheaper to commute from Madrid each day than rent in Camden Town [enlace]. Me parece inexplicable que esta situación no estalle por algún lado sino que aumente el precio de la vivienda de forma tan sostenida. Y sin que parezca que puede haber un techo.

12. El Ayuntamiento de Madrid aplicará medidas de restricción al coche por contaminación [enlace].

13. APR de Ópera: un centro con menos automóviles [enlace].

14. La EMT avanza en la autonomía de los viajeros en silla de ruedas [enlace].


¡Recordad que mañana UyT cumple un año y haremos público el resultado del sorteo de libros!

El transporte en Zagreb

Del especial sobre nuestro viaje por Centroeuropa sólo queda hablar de Zagreb. Sin embargo, aunque haya acabado esta serie de posts, la semana que viene seguirá teniendo una programación especial: el jueves, tendréis la recopilación de noticias habitual de los primeros jueves de mes, pero el viernes cumplimos un año y ¡vamos a tirar la casa por la ventana!

El funcionamiento del sorteo será el siguiente:

– Si eres suscriptor, tendrás dos papeletas en el sorteo.

– Si te gusta UyT en Facebook, tendrás una papeleta en el sorteo. 

– Si eres un fan acérrimo y cumples los dos requisitos anteriores, participarás en el sorteo con tres papeletas.

Los lotes son los siguientes:

LOTE 1: 

– Retos para la sostenibilidad de las ciudades inteligentes.

– Las infraestructuras de transporte y la calidad de vida.

– En torno a Leonardo Torres Quevedo y el transbordador del Niágara.

– El libro de las curvas.

LOTE 2: 

– Manual para la evaluación de impactos ambientales.

– Las infraestructuras de transporte y la calidad de vida.

– En torno a Leonardo Torres Quevedo y el transbordador del Niágara.

– Lucio del Valle. Memoria sobre la situación, disposición y construcción de los puentes. 1844.

El día 7 publicaremos en el blog el resultado del sorteo, ¡así que estad atentos!


Pero vamos al tema: el transporte en Zagreb.

Nosotros, que llegamos desde Novo Mesto en coche, lo aparcamos en un aparcamiento subterráneo en la plaza en que está el Teatro Nacional de Croacia (bajo la Plaza del mariscal Tito, en croata Trg maršala Tita). Y nos salió muy barato, 38 HRK (en Croacia no tienen euros sino kunas. Y tampoco forman parte de Schengen), lo que equivale a unos 5€ por unas 9-10 horas. Pero aparcar en superficie es gratis y… 

Teniendo aceras, ¿para qué malgastar la calzada para aparcar?
Teniendo aceras, ¿para qué malgastar la calzada para aparcar?

Zagreb es una ciudad mediana, que pasa por poco los 800.000 habitantes (aunque el área metropolitana supera los 1,2 millones de habitantes). Y de dimensión, la ciudad es bastante abarcable andando y en bici. Al menos, la ciudad alta (Gornji Grad) y la ciudad baja (Donji Grad), que son las zonas donde se concentran los lugares de interés turístico y resultan muy compactas. Nosotros, a falta de bicis, fuimos andando. Además, por lo que pregunté y lo que he podido confirmar en blogs de viajes, la convivencia entre bicis y tranvías tiene algunos problemillas. Eso sí, a pesar de que las aceras tenían unas dimensiones adecuadas y hay bastantes áreas peatonales y en las zonas turísticas las terrazas están en la calzada, el conjunto de la ciudad está muy orientada hacia el coche.

El transporte en Zagreb
Interacción tranvía-bicicleta
El transporte en Zagreb
Áreas peatonales en Zagreb

El transporte público en el centro de la ciudad está cubierto principalmente por tranvías, con un nodo importantísimo en la plaza Ban Josip Jelacic, donde pude ver algunas líneas pasando casi cada minuto. Hay un total de 15 líneas diurnas (de 4:00 h de la madrugada a 23:50 h de la noche) y 8 líneas nocturnas.

El transporte en Zagreb
Plaza Ban Josip Jelacic de Zagreb

Por su parte, la demanda de transporte en la periferia se cubre con una red de autobuses superpuesta sobre la anterior. Cabe mencionar que están bastante bien integradas para favorecer la intermodalidad. De hecho, ambas redes están gestionadas por la misma empresa, ZET (Zagrebački električni tramvaj, que significa Tranvía Eléctrificado de Zagreb). Esto facilita, por ejemplo, que algunos de los autobuses nocturnos cubran trayectos de los tranvías diurnos y en fin de semana los trayectos de los tranvías 3 y 8, ajustándose así la oferta de transportes a la demanda de cada momento del día. Y permite también la integración tarifaria, de forma que con un solo billete se pueden realizar trasbordos en el plazo de 90 minutos. Por último, esta empresa gestiona también el funicular (que sirve fundamentalmente para fines turísticos. De hecho, cubre sólo 66 metros, lo que lo convierte en uno de los funiculares más cortos del mundo. Eso sí, aunque no resulta muy útil, al menos el trayecto sale por pocos céntimos de euro) y la mayoría de las líneas interurbanas. 

Funicular de Zagreb
Funicular de Zagreb

Y, por último, la ciudad cuenta con un sistema de préstamo de bicicleta pública.

El sistema de préstamo de bicicleta pública de Zagreb
El sistema de préstamo de bicicleta pública de Zagreb

Recopilación de noticias de febrero de 2015

Aquí está la recopilación de noticias de febrero de 2015:

1. This Chart Shows That GM Is Making A Huge Bet On Self-Driving Cars [enlace]. Yo no digo nada, pero quien me conoce sabe que esto lo llevo diciendo muchísimo tiempo. Genial para todos los Sheldon Cooper del mundo que piensan que están demasiado evolucionados como para conducir.

2. Fomento quiere obligar a los camioneros a pasar por caja [enlace].

 3. Test de Bechdel para las bicis. Normalización sexual y del transporte [enlace].

 4. Aunque empezó a finales de enero, mi lucha constante con el cachondeo que Metro se trae con el #Compromiso15días ha durado todo febrero:

Al final va a tener razón Fer

5. Un buen ejemplo en twitter de cómo han cambiado las prioridades con la aparición del coche en las ciudades [enlace].

6. Varias noticias de DUCH:

 Distrito Castellana Norte Madrid, un proyecto de ciudad del futuro [enlace].

 El nuevo Proyecto “Distrito Castellana Norte” [enlace].

 Arranca la transformación radical del norte de Madrid [enlace].

 Además, por lo que he podido saber, se plantea la posibilidad de que haya un BRT en el desarrollo.

7. ¿Debe ser gratuito el transporte público? [enlace].

8. Un autobús de @EMTMadrid queda inmovilizado por atascarse con un enorme socavón en Aluche [enlace]. Además, se me ocurrió preguntarle su opinión al profesor Miguel Ángel del Val y abrí la caja de Pandora de los debates:

9. Could We Define a Universal Standard for Sustainable Towns and Cities? [enlace].

10. Las rotondas son perfectas para que se instale la corrupción [enlace]. Aunque no la necesitan, tengo que hacer publi a mis amigos de @NacionRotonda.

Además, con uno de ellos (@malvartinez) y con @Marta_Serrano, presenté este mes una propuesta para frontierCities para la cual tuvimos la ayuda de Raúl Toribio y Ezequiel Domínguez del Ayuntamiento de Madrid, de Gillermo Deike, Diego García y Enrique Diego de la EMT y también de Carlos Cristóbal y Antonio García del CRTM. A todos, muchas gracias.

11. Los beneficios económicos de construir ciudades pensadas para caminar [enlace].

12. What are the Best Indicators for Measuring the Sustainability of Cities? [enlace].

13. StreetMix: una herramienta para pensar en nuestras calles [enlace].

14. Madrid metro memo tells staff to keep an eye on gay people [enlace]. A veces, los madrileños conseguimos ser noticia fuera de nuestras fronteras por cuestiones de mérito más que dudoso. Ésta es una de ellas.

15. Una de las colaboraciones de este mes giro en torno a la resiliencia urbana, pero… ¿Es lo mismo sostenibilidad que resiliencia? [enlace].

16. Ha surgido la plataforma Salvemos las cocheras de Cuatro Caminos. Podéis firmar para pedir que se cree un museo en el lugar que ahora ocupan las cocheras aquí.

17. Las verdaderas Smart Cities, o por qué la conectividad no se limita al Wi-Fi [enlace].

18. Ciudades inteligentes, ayuntamientos tontos [enlace]. 

19. Dónde encontrar información urbanística para nuestro proyecto [enlace].

20. La bici, ¿por la acera o por la calzada? [enlace].

21. Bike paths in abandoned tube tunnels: is the London Underline serious? [enlace].

22. Estaciones fantasmas en el metro [enlace].

23. EMT y Metro de Madrid inician las pruebas para incorporar el móvil como medio de pago [enlace].

24. Noticias sin enlace (ya sabéis, por lo del canon AEDE y tal):

– Madrid endurece las restricciones de tráfico en días de alta contaminación

– Las limitaciones al tráfico en la zona de Ópera comenzarán el 1 de agosto

– El PP de Zaragoza propone abrir un proceso de participación política y ciudadana para definir el Plan de movilidad

– Fomento prevé licitar en primavera las obras de la ampliación a 6 carriles de la Autovía de Extremadura

– ¿Tendrá Sevilla un autobús que navegue por el río Guadalquivir? (tengo que decir que cuando vi la imagen de Malta, pensé que era broma).

– El barco de carga más grande del mundo atraca hoy en Algeciras (con “hoy”, la noticia se refería al 27 de febrero).

Ciudades resilientes: un nuevo enfoque para la sostenibilidad urbana

Resiliencia, una palabra que seguramente habréis escuchado o leído en algún discurso o artículo relacionado con la sostenibilidad, el cambio climático o los desastres naturales. Es un término que se aplica tanto a personas, como a comunidades, ecosistemas naturales o ciudades. A pesar de su uso cada vez más frecuente, es una palabra que genera confusión debido a sus múltiples significados, todos ellos con sus similitudes, ya que provienen de una raíz común, pero con sus diferencias, dependiendo de la disciplina y la corriente científica en la que nos encontremos.

En este post hablaré concretamente de resiliencia urbana desde una perspectiva ecológica, considerando que las ciudades son un tipo más de ecosistema, es decir, sistemas habitados por seres vivos, principalmente seres humanos, en los que existe una serie de flujos metabólicos de intercambio de materiales, energía e información dentro del propio sistema y con su entorno.

Procedente de las ciencias físicas, en la que hace referencia a la capacidad de un material para volver a su estado original después de haber sido deformado, en ecología la palabra resiliencia aparece por primera vez en los años 70, para describir la capacidad de un sistema para absorber una perturbación y continuar con su funcionamiento. Posteriormente, el término ha evolucionado en dos direcciones. Desde una perspectiva en la que los ecosistemas tienen un único punto de equilibrio, aquel que conocemos como el clímax del ecosistema, es decir, el estado más avanzado de la sucesión ecológica, la resiliencia sería la capacidad del sistema para volver a su estado de equilibrio después de una perturbación y podría ser cuantificada como el tiempo necesario para volver a dicho equilibrio. Esta definición corresponde a lo que se denomina resiliencia de ingeniería.

Aunque existen autores que todavía siguen utilizando esta definición, sobre todo en el campo de la adaptación a desastres naturales en entornos urbanos, existe otra definición mucho más aceptada que es la de la resiliencia ecológica. Dejando atrás esa visión de un único punto de equilibrio, y teniendo en cuenta que estamos hablando de sistemas complejos regulados por infinidad de variables diferentes y, por lo tanto, en constante cambio, es imposible predecir cuál va a ser la evolución de ese sistema, obteniendo múltiples estados de equilibrio. Por lo tanto, la resiliencia en este contexto es definida como la capacidad de un sistema para absorber una perturbación y reorganizarse a medida que sufre los cambios, manteniendo su principal estructura, funciones, identidad y ciclos de retroalimentación. De esta forma estamos incluyendo en su definición la idea de adaptación, aprendizaje y auto-organización, y no sólo se tiene en cuenta la resistencia al cambio.

En relación a la sostenibilidad urbana, el concepto de resiliencia incide en la necesidad de conservar y mantener aquellas funciones y servicios de los ecosistemas que son necesarios para el bienestar humano. Podemos construir una ciudad muy sostenible en términos de eficiencia energética, emisiones contaminantes o reutilización y reciclaje de residuos, pero si no se tiene en cuenta su resiliencia ante cualquier perturbación inesperada, como una crisis económica, un desastre natural o el agotamiento de algún recurso, no podremos mantener esa situación en el tiempo.

Cómo construir ciudades más resilientes: el ejemplo de las Ciudades en Transición

Hasta ahora sólo he abordado los aspectos teóricos de la resiliencia pero, ¿cómo podemos llevar la teoría a la práctica? ¿Se están aplicando ya estos conceptos en la gestión urbana? La respuesta es que sí, ya que desde diferentes ámbitos ya se está trabajando para introducir la resiliencia en la gestión de las ciudades.

En el mundo académico las investigaciones sobre cómo favorecer la resiliencia de los ecosistemas, tanto naturales como urbanos, no dejan de aumentar y un ejemplo de la importancia que se le está dando a este tema es la creación de la Resilience Alliance o el congreso anual Resilient Cities, en el que además de investigadores se dan lugar representantes de ciudades de todo el mundo.

El mensaje también ha calado en la ciudadanía y los movimientos sociales se han hecho eco de la necesidad de cambiar la forma de hacer las cosas. Un ejemplo de ello es el Movimiento de Transición, cuya primera iniciativa surgió en 2006 de la mano de Rob Hopkins: la Transition Town Totnes, en Devon, Reino Unido. A partir de entonces el movimiento se ha extendido rápidamente por todo el globo, principalmente en el mundo anglosajón. Actualmente existen alrededor de 1.700 iniciativas en cerca de 50 países.

Pie de foto “Stroud”: Trasition Stroud (Gloucestershire, Reino Unido) es una de las 10 de primeras iniciativas del Movimiento de Transición.
Trasition Stroud (Gloucestershire, Reino Unido) es una de las 10 de primeras iniciativas del Movimiento de Transición.

Estas iniciativas sostienen que las dos grandes amenazas que acechan a nuestra supervivencia y bienestar, son el cambio climático y el pico del petróleo, entendiendo éste como el momento en el que la extracción del mismo llega a su máximo, lo que supondrá un descenso  paulatino en los recursos petrolíferos disponibles y un aumento de su precio en el mercado mundial. Nos podemos imaginar las múltiples consecuencias que esto puede acarrear en un mundo en el que dependemos tanto de este recurso… Para hacer frente a estas dos amenazas, su estrategia consiste en disminuir sus emisiones de carbono y aumentar su resiliencia.

Son iniciativas puestas en marcha por la propia ciudadanía, aunque buscando siempre alianzas con las instituciones locales, y plantean que el cambio empieza en las mismas personas que habitan esa ciudad. Para construir ciudades más resilientes es necesario fortalecer el sentimiento de comunidad; facilitar el aprendizaje; aumentar la diversidad de recursos, de empresas, de personas, de usos del suelo, es decir, aumentar la diversidad de respuesta ante las perturbaciones; y sobre todo, relocalizar el sistema, fomentando la autosuficiencia y el autoabastecimiento de la ciudad. Para ello inciden en temas como la movilidad, la producción de alimentos, la eficiencia energética de los hogares o la economía local entre otros.

En España se calcula que existen alrededor de 40 iniciativas. Aunque parece que este movimiento no ha calado demasiado en la sociedad española, personalmente creo que lo importante es quedarse con el mensaje e intentar aplicarlo en nuestro entorno más cercano con las herramientas que tengamos a nuestro alcance. De hecho, son numerosas las iniciativas a lo largo y ancho del territorio español que sin saberlo e, incluso, sin conocer el Movimiento de Transición, están aplicando sus mismos principios. Huertos urbanos, grupos de consumo, bancos de tiempo, monedas locales, mercados sociales, cooperativas… todos ellos apuestan por la creación de comunidad, la producción y consumo local de alimentos, la economía local y social y el aprendizaje colectivo, construyendo poco a poco sociedades y ciudades más resilientes.

“Huerto urbano”: Huerto urbano comunitario en la ciudad de Madrid
Huerto urbano comunitario en la ciudad de Madrid

Ciudades resilientes: un nuevo enfoque para la sostenibilidad urbanaEl post de hoy corre a cargo de Marta Suárez Casado [ver su perfil en LinkedIn]. Es Licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid con un Máster en Ecología. Profesionalmente se dedica a la educación ambiental, la formación y la investigación. Sus intereses abarcan todo lo relacionado con la sostenibilidad y la ecología urbanas. Actualmente forma parte del equipo de coordinación del Plan de Formación de la Estrategia Española de Sostenibilidad Urbana y Local y es colaboradora del Laboratorio de Socioecosistemas del Departamento de Ecología de la Universdidad Autónoma de Madrid.

La conocí precisamente en uno de los cursos que se enmarcan en el Plan de Formación de la Estrategia Española de Sostenibilidad Urbana, del cual se hacía cargo junto con David Alba, Juan Carlos Barrios y Javier Benayas: el de Urbanismo Ecológico. Y la verdad que, aunque es algo que está ligeramente apartado de la formación que tenía cuando lo hice, fue un curso muy enriquecedor.